super midi latino

Sólo "algunas" cosas que puede hacer con MIDI...

Grabar Música Instrumental con calidad de estudio

El tipo de software que se usa para grabación y reproducción MIDI de música instrumental se llama Secuenciador. Que es sólo una manera más rebuscada de decir grabación MIDI. En realidad el término "secuenciador" proviene de la época en que las memorias de las computadoras eran tan pequeñas que no podían almacenar una canción MIDI entera. Lo que solía hacerse entonces era grabar separadamente secciones de una canción dada y luego grabarlas como entidades separadas. Más tarde el usuario indicaba al programa el orden en que debían ejecutarse las secciones. En otras palabras, el usuario especificaba la secuencia de reproducción: de allí el nombre. Casi todos los programas de grabación MIDI actuales otorgan al usuario la posibilidad de grabar en forma lineal - es decir que se ejecuta cada parte instrumental a lo largo de toda la canción - o bien secuenciado por patterns (patrones) - donde se graban secciones y luego se las ordena para la reproducción. He aquí alguna de las cosas más comunes que pueden hacerse con un programa de Secuenciador.

* Componer canciones propias para uso personal o comercial

* Disfrutar de la reproducción orquestada de nuestras canciones

* Experimentar con diferentes asignaciones de instrumentos sin tener que re-grabar las partes

* Mezclar y re-mezclar las pistas MIDI con controles de volumen en pantalla

* Alterar libremente los tiempos de cualquier canción sin variar la

tonalidad

* Cambiar la tonalidad (transportar) sin alterar el tiempo

* Realizar nuestras propias pistas de acompañamiento para cantar o ejecutar encima

* Crear nuevos arreglos de canciones existentes

* Crear música de fondo para aplicaciones multimedia

* Grabar colecciones de canciones para crear álbums en un disquete

Conviértase en su propio editor

Para imprimir música usamos programas de Edición de Partituras. Este tipo de software está diseñado para permitir al usuario editar, arreglar, insertar letras y acordes, ubicar símbolos musicales, y realizar el diseño final de la página para imprimir partituras. Muy conveniente para gente que quiere auto-publicar su música y para maestros. Los cantantes y ejecutantes de instrumentos transpositores, usan frecuentemente los Editores de Partituras para transportar música pre-existente a una tonalidad más conveniente o adecuada para el registro de su instrumento (que la voz también lo es). Hoy en día se suele usar la sigla DTMP (DeskTop Music Publishing o "Publicación de Música de Escritorio). Muchas veces se utiliza una combinación de programas diversos con este fin, particularmente si estamos incorporando en las hojas fotos o gráficos además de la música. He aquí qué se puede hacer con un programa de Edición de Partituras:

* Crear canciones propias

* Imprimir partituras de orquesta generales o "particellas" para cada integrante o instrumento

* Imprimir canciones propias para registrarlas en SACM y Derechos de Autor.

* Crear material de enseñanza y libros de práctica para clases de música

* Transportar e imprimir música en cualquier tonalidad (vocal o instrumental)

* Ejecutar un teclado MIDI e instantáneamente ver la partitura en pantalla

* Crear nuevos arreglos de canciones existentes y luego imprimirlos

Aplicaciones Especiales

Existen algunas productos de software que permiten realizar tareas "inusuales" (léase previamente imposibles). Cada uno tiene su lugar según las necesidades particulares del usuario. He aquí algunos ejemplos de esas aplicaciones, con una breve descripción de cada una:

Convertir la voz en datos MIDI

Hoy en día existen varios programas (como el Cakewalk) que permiten convertir la voz (o cualquier otro instrumento monofónico como trompeta, saxo, flauta, etc.) en datos MIDI. Esto puede ser útil para cantantes, no-tecladistas, o cualquiera que necesite ingresar líneas individuales de música en la computadora. Se enchufa un micrófono en la tarjeta de sonidos y se canta o ejecuta la parte. Luego el programa analiza la altura de las notas y las convierte en sus equivalentes MIDI. Cuando hemos concluido, grabamos la parte como archivo MIDI y podemos posteriormente imprimirla usando el mismo programa o un Editor de Partituras separado.

Escaneado de Partituras

Unos pocos años atrás, la empresa Musitek finalmente convirtió en realidad el OCR (Reconocimiento Optico de Caracteres) para música. El software se llama MIDIScan y además existe una versión menor llamada PianoScan. La diferencia entre ambos es que el primero de ellos soporta hasta 16 pentagramas y el segundo sólo 2. Cada programa apunta a una misma tarea: convertir un escaneo gráfico en datos MIDI. Este proceso se realiza en diversas etapas. Primero se escanea cada página de música y luego se la graba en archivos independientes. Luego se ejecuta el MIDIScan y se importa cada archivo gráfico, uno por vez. El monitor de la computadora exhibe el gráfico original en la parte superior de la pantalla y en la parte inferior la "interpretación" de dicho gráfico. Comparando ambos sectores podemos ubicar y corregir fácilmente cualquier error. El paso final es salvar el resultado como archivo MIDI, para utilizarlo en otros programas - por ejemplo, reproducirlo en un secuenciador (!). El software se encuentra en su versión 2.5 y con cada nueva versión se incrementan velocidad y precisión en la tarea de reconocimiento.

Software de Auto Acompañamiento

Este tipo de programas ayudan a crear secuencias MIDI mucho más rápido que si grabáramos nosotros mismos cada parte instrumental. Sin duda el más conocido de estos productos es el Band-In-A-Box de PG Music. La operación básica requiere de escribir los nombres de acordes en cada compás de una canción, y la selección posterior de un estilo musical (rock, balada, samba, etc.). El software automáticamente crea un acompañamiento con varios instrumentos basado en el estilo y acordes especificados. Los resultados pueden ser realmente sorprendentes, y ayudar al usuario a armar una colección propia de canciones en muy poco tiempo. Podemos también crear nuestros propios estilos o modificar total o parcialmente los pre-existentes.

Conclusión

Sinceramente esperamos que ahora se tenga una mejor idea de las cosas que pueden lograrse con alguno de los productos mencionados. Los programas MIDI son un real y excitante soporte para la creación musical. Así que…¡adelante!. ¡Sea valiente y pruebe alguno!

(C) 2016-2018 Jorge E. Villamizar A. Todos los derechos reservados.